Scroll MoovitAV - ¡Próximamente! Servicios de red de transporte autónomo de Mobileye y Moovit Más información aquí arrow-right

La nueva normalidad: cómo atraer de vuelta a los pasajeros tras la COVID-19, parte 2

Publicado: marzo 2, 2021

Segunda parte: mejorando el transporte a largo plazo

En el primer artículo publicado sobre este tema, hablamos sobre la estrategia del transporte público durante y después de COVID-19, centrándonos en los ajustes y mejoras del servicio que podrían ayudar a recuperar a los pasajeros a medida que se levantan las restricciones de movilidad. Una vez que salgamos del túnel, podremos analizar el número de pasajeros en la ‘nueva normalidad’ y dar los siguientes pasos para mejorar el transporte público para que sea más sostenible, seguro y digitalizado, garantizando que esté adaptado a las necesidades del usuario del futuro. A continuación, se muestran algunas maneras en las que ciudades y operadores pueden comenzar a mejorar sus servicios a partir de hoy.

Datos fiables en tiempo real

Durante mucho tiempo, los operadores de transporte público han utilizado datos de baja calidad obtenidos de los tornos y emisión de billetes para obtener información para elaborar sus presupuestos, distribuir y administrar las flotas y los servicios que ofrecen a los pasajeros. La información también se mantiene en bloques, de modo que  ciudades y operadores trabajan con diferentes conjuntos de datos.

Ahora es el momento de comenzar a utilizar datos de alta calidad para tomar mejores decisiones. Los datos anónimos de pasajeros y transporte recopilados por proveedores de MaaS como Moovit son más detallados y amplios, lo que permite a los operadores obtener información valiosa sobre patrones de viaje, la combinación de opciones de movilidad que eligen los pasajeros, el comportamiento de compra de los usuarios y mucho más.

Herramientas de datos como estas pueden ayudar a descubrir patrones antes, durante y después de la pandemia, lo que ayuda a definir una estrategia para trabajar. Estos datos pueden mejorar significativamente la capacidad de los operadores para identificar carencias y oportunidades, satisfacer mejor las necesidades de los clientes, y mejorar la distribución y administración de la flota. Los datos de alta calidad también son cruciales en la planificación estratégica del transporte, que serán necesarios a medida que el panorama de la movilidad urbana cambie tras la COVID-19.

Soluciones bajo demanda

Durante la pandemia, hemos visto cómo algunas ciudades, operadores y empresas han adaptado rápidamente sus servicios normales para responder a la reducción de pasajeros y la necesidad de seguir prestando servicios a los trabajadores esenciales.

En el futuro, ciudades y operadores podrán implementar servicios de movilidad inteligente para reconfigurar sus flotas o agregar capacidad y mantener a los pasajeros seguros al tiempo que ofrecen conveniencia y flexibilidad.

En algunos países, los autobuses funcionarán bajo demanda y requerirán que los pasajeros reserven sus viajes con anticipación. Esto no solo ofrece confianza al usuario, sino que también permite a los operadores redistribuir su flota en función de la demanda real, o reprogramar pasajeros si ven que un determinado autobús estaría demasiado lleno.

La flexibilidad que aporta la movilidad bajo demanda permite a las ciudades adaptar sus servicios de acuerdo con sus propias normas de seguridad, lo que garantiza automáticamente que tanto los pasajeros como los conductores puedan mantener una distancia segura.

Automatizando la programación y salida de rutas con soluciones bajo demanda se lleva a cabo un funcionamiento más inteligente, garantizando que las rutas solo se lleven a cabo cuando haya demanda. Los análisis proporcionados por este servicio pueden ayudar a los operadores a continuar optimizando el servicio a medida que aumenta el número de pasajeros.

 

Emisión de billetes sin contacto

Manejar dinero en efectivo es actualmente motivo de preocupación entre pasajeros y  trabajadores de transporte, y es un área donde la tecnología realmente puede ayudar con la implementación de un sistema escalable y preparado para el futuro que ofrece muchos beneficios para las agencias y operadores. La tecnología permite que los operadores se puedan conectar al backend de sus proveedores de tickets para una integración perfecta que se puede iniciar de manera rápida y eficiente.

Con la emisión de billetes sin contacto, los operadores podrán satisfacer las nuevas necesidades de los pasajeros y empleados. Además, permiten introducir programas de lealtad para incentivar el uso del transporte público y recompensar a los usuarios por un comportamiento de viaje responsable. Incentivos como ganar puntos para viajes futuros por usar el transporte fuera de las horas punta o para viajes diarios son una excelente manera de recompensar a los usuarios más leales.

También se puede permitir a los usuarios compartir puntos con amigos en las redes sociales puede ayudar a expandir aún más su base de clientes. A medida que el servicio vuelva a la normalidad, se pueden ofrecer puntos para responder encuestas que podrían aportar información valiosa sobre nuevas necesidades, frecuencia de viaje y rutas.

 

Si bien la COVID-19 no durará para siempre, las necesidades y expectativas de los usuarios del transporte público han cambiado permanentemente como resultado. Para prosperar en el ecosistema post-coronavirus, es imperativo implementar más servicios y funciones digitales centrados en el cliente que hagan que los pasajeros se sientan seguros y que estén tomando la decisión correcta al tomar el transporte público. En este momento, las ciudades y operadores tienen una oportunidad única de adoptar tecnologías y enfoques nuevos y mejorados para recuperar pasajeros y continuar sirviendo al público.

Volver al Blog